domingo, 6 de febrero de 2011

Águila




En alguna ocasión ocurre que el poema nace de manos diferentes, y sin pretenderlo, se mezclan en complicidad haciendo de sus estrofas un paralelismo que emerge a la luz para llevar los versos escritos a un mismo fin.
Águila, es fruto de esta situación. Escrito desde dos puntos de vista tan diferentes como iguales.


Águila


*Bajo mi vuelo se extiende blanco,
gélido y extenso, el mundo.
Cumbres que como vigías eternos
imponen su presencia ante el ojo humano.

En su punto más elevado
abro alas de libertad, mi libertad
y navego una y otra vez entre los aires
que aseguran mi otear continuo.

**Soy ave que a las montañas abraza mi vuelo.
Soy el aire entre ellas y yo.
Soy las montañas que enamoran mi regreso.

Pero todo lo soy
si del llanto nació mi risa
y de mi alegría surgió mi llanto
como el aire que entre dos mundos
sirve de unión, universos opuestos
y complementarios que realzan la belleza
del instante: la vida


*Maribel Sánchez
** David Romera


2 comentarios:

Mos dijo...

Pues está muy bien que haya poemas compartidos que se hacen un todo.
Diferencia y complemento unidos desde la libertad que sólo un águila puede sentir.
Abajo queda el mundo con sus avatares.
Un abrazo repartido para los dos de Mos desde su orilla.

Oréadas dijo...

Preciosa comunión de versos Maribel, yo solía hacer esto muchas veces como un juego y surgían cosas preciosas.
Besos