viernes, 9 de noviembre de 2007

CONTIGO EN TU DOLOR


Hoy no tengo aliento
para transmitirte mi pesar.
Quizás mañana
puede acercar mi palabra
hasta tu silencio
y llorar contigo
su marcha.
No han sido necesarios
labios informantes
de ese penar tuyo.
Un sudor helado
agitó mi cuerpo
haciendo de aviso.
Hoy no tengo aliento
para abrazarte en palabras
sabiendo que tú
no permites ese instante.

37 comentarios:

Trini dijo...

Porque hay situaciones en que no caben las palabras. Quizá al día siguiente se añoren y hasta se supliquen, pero en ciertos momentos, es mejor callar...
Muy triste este poema

PD: Gracias por tus palabras y tud preciosos haikus.
Besos y ánimos

muxica dijo...

Algunas veces el silencio habla mas que las palabras.
Un biquiño.

Sandra Garrido dijo...

Te acompaño en este dolor, tu corazón suele desangrase por el dlor de los demás, sueles hacerlo tuyo. No puedes ser una simple espectadora de la vida eso me consta, y así debieran haber muchas personas.

Un abrazo

Manual de Antrología dijo...

la empatía que muestra el poema nos estremece, el duelo del corazón amigo no nos roza, si no que nos llena la garganta de humo, cortándonos el aliento

un beso!

Mainumby dijo...

El dolor del otro nos estremece y no es apenas una percepción, es tan nuestro como suyo.
Sé que no todos estamos tan comprometidos con la situación del otro como para dolernos cuando alguien se duele, pero en el intento lo está todo...

Yo trato de intentar...

Un abrazo enorme!!!

A.Querejeta dijo...

Hoy no tienes aliento
pero tienes voz.

Míralo de ese modo, poeta.

Un saludo.

Algaire dijo...

Hay momentos tan tristes que uno voluntariamente se aisla y de nada sirven palabras ni abrazos. Algunos dolores se llevan mejor en soledad.
Un besín.

Soraya dijo...

La fortaleza que vislumbra este poema es grande, pienso que no hay tristeza mayor que sentir dolor por quien se ama y no poder estar cerca ni expresarselo.
Un beso, lindo el poema.
Soraya

Malena dijo...

Precioso poema, Maribel, porque sientes en tí el dolor del amigo que sufre y porque en silencio, sin palabras le transmitirás todo tu calor y tu compañía.

Un beso, corazón.

Maribel Sánchez dijo...

Si Trini, y más si el silencio es impuesto.

Un besazo niña.

Maribel Sánchez dijo...

Muxica, y el silencio puede puede ser la mejor arma.

Un gran beso.

Maribel Sánchez dijo...

No Sandra, es mejor que no sean muchas, que eso duele y el dolor no es buen compañero de camino. Quizás sea mejor aprender a sentir indiferencia. (igual hago un cursillo acelerado jajaja)

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Antrología, me dejais un comentario que es todo un poema. "nos llena la garganta de humo cortandonos el aliento" esto me lo apunto!!!

Un besazo para cada uno

Maribel Sánchez dijo...

Tú eres un ángel Mainumby que destila poesía por los poros.

Un beso

Maribel Sánchez dijo...

A. Querejeta, el aliento me lo pueden acabar, pero mi voz como no me paguen un cursillo de submarinismo me parece que no va a haber manera.

Besos.

Maribel Sánchez dijo...

Si algaire, y yo aprendí hace tiempo a no compartir los míos, a llevarlos en soledad y dejar que sea la poesía mi terapia. Pero no consigo aprender a inmunizarme de los dolores ajenos.

Un beso enorme

Maribel Sánchez dijo...

Soraya, bienvenida a esta casa, gracias por tus palabras.

Un beso.

Maribel Sánchez dijo...

Malena, muchas veces, saber que mi silencio puede llegar a alguien en forma de calor y cariño es lo que me alimenta.

Un besazo

joRdiX dijo...

De todas las palabras, cuando el dolor es profundo y la herida no cierra, el silencio es la única que pronuncio, la más contundente. El silencio, la nada verbal, que no es más que el todo del alma, es el mejor poema jamás escrito.

Maribel Sánchez dijo...

Tal vez sea así, pero son muchas las ocasiones en que con el silencio no basta.

Gracias Jorix, un beso.

joRdiX dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
joRdiX dijo...

tal vegada tens rao, habitualmente el silencio no le basta al que tienes en frente, y en ocasiones tampoco a uno mismo, quizás el silencio sea demasiado explícito

ynarud dijo...

Son momentos íntimos, donde los sentimiento te pertenecen… y es después de hacerlos tuyos, cuando las palabras de los demás pueden cobijarte.
Genial una vez más.

Un abrzo

Sibyla dijo...

No hay nada más generoso y empático, que el sufrir junto al amigo su dolor,es como decir:
Tu dolor está en mi corazón.
Lo triste es, a veces,la impotencia de no saber qué hacer para mitigar ese dolor.
Lo has expresado muy bien en tu poema.
Abrazos.

Orestes (Ex Al) dijo...

Hay una hermosa tristeza, aunque parezca paradógico, en tus palabras, en ese poema donde planteas un tema que todos, en algun momento hemos pasado, todo es belleza.
Un beso

Rafa León dijo...

Con que maestría has descrito este sentimiento, esa tristeza ajena que se nos clava en el alma y que, a veces, nos anula en nuestros deseos de acudir para balsamarla. Y es que hay muros muy difíciles de derribar.

Un abrazo.

María Narro dijo...

¿se puede borrar a Rafa? es que te iba a decir lo mismo.

jajajajaja

ni caso, no e hagas ni caso. Es que somos mu tontas...¡halaaaa! a tomar y sentir tristezas...

Un abrazo.

Maribel Sánchez dijo...

Jodix, que complitat es tot de vegades oi.

Un petó.

Maribel Sánchez dijo...

Ynarud, momentos en que la soledad se hace intima del silencio y si, siempre hay palabras que llegan a tiempo.

Gracias, un beso.

Maribel Sánchez dijo...

Sibyla, esa impotencia ahoga el alma tanto que no encentra palabras, tal vez de ahí nazca el silencio.

Un beso.

Maribel Sánchez dijo...

Orestes, me llegas con tus palabras. Gracias.

Un beso

Maribel Sánchez dijo...

Rafa, pues espera a que aprenda a escribir como tu que entonces igual soy capaz hasta de hacer el poema perfecto de la historia.

Gracias, un beso

Maribel Sánchez dijo...

jajaajja Maria, que se que Rafa te copió a ti pero el se adelantó.

Somos tontas pero joé con que intensidad vivimos.

Besaaaazo

Tesa dijo...

Entiendo los dos lados de este bello y triste poema.

Me gusta la soledad cuando sufro, prefiero compartir la alegría y necesito el silencio para el dolor.

Pero soy incapaz de no implicarme si veo sufrir a alguien, de no ofrecerle mi mano, mi compañía y, sí lo prefiere, mi silencio.

Besos, Maribel.

Maribel Sánchez dijo...

Pues nos parecemos bastante.


Besos guapisima.

Miguel Schweiz dijo...

Qué fuerte Maribel, me ha conmovido hasta la médula. Jo.
Abracitos

Maribel Sánchez dijo...

ayyyyys miguel que llegas con ganas.

abracitos tambien para ti