jueves, 18 de octubre de 2007

E.B.


Hace unos días conocí a Laura, una mujer cuyos ojos aparecen como una continua interrogación.
Laura tiene una hija, Mireia, 4 años. Al tener a ambas delante de mí, no pude evitar remontar mi memoria al tiempo en que mi hija tenía esa edad y me di cuenta de que la mirada de Laura, era esa misma mirada que yo encontraba por entonces ante el espejo.
El poema que dejo hoy aquí, está escrito hace algún tiempo, surgido de una conversación con mi hija cuando apenas daba sus primeros pasos, he de aclarar que ella no caminó hasta los 2 años y cuatro meses de edad y con ayuda de prótesis ortopédicas.
Hoy dejo aquí este poema omitiendo que lo hice para mi hija. Quiero que sea un poema para Laura, Mireia y todas aquellas personas que conocen muy de cerca la malformación congénita denominada Espina Bífida. (E.B.)


Mi niña es como las demás.


Paso al frente
Aunque tus piernas sean de cristal
Aunque tus pasos parezcan torpes
Tu niña mía
Siempre paso al frente

Mirada alta
Cuando te miren déjales mirar
No bajes tus ojos a ellos
Tu niña mía
Siempre mirada alta

Sonrisa eterna
Porque la vida te espera
Y el mundo te abraza
Tu niña mía
Sonrisa eterna

Que no vengan a decirme
Que tu torpe andar romperá el cristal
Que no vengan a pedirme
Que esconda tu mirar
Que no me traigan penas
Que pena tu no has de dar.

Ellos son los que dan el paso atrás
Ellos que te impiden tu danzar
Ellos son los que miran desde abajo
Sin alcanzar estrellas con las que soñar
Ellos!!! Se creen amos de la libertad
Y tu niña mía
tienes tanto para dar

Paso al frente
Mirada alta
Sonrisa eterna
Así niña mía, así te voy a criar.

34 comentarios:

Malena dijo...

Es el mensaje más bello que una madre puede dar a sus hijos. Está lleno de palabras que al mismo tiempo que están llenas de amor, están llenas de fuerza y de coraje. Benditas sean las madres como tú, Maribel. Un beso muy grande.

Sandra Garrido dijo...

MAribel, querida, siempre tan entregada a la gente, este post, seguramente le tendrás especial cariño y no es para menos. Así que aquí estoy mandando mi fuerza para todas esas niñas y niños.

Un abrazo enorme
Sandra

txanba dijo...

si las palabras sirven muchas veces para escuchar lo que dictan nuestras neuronas, pero también y por lo que leo, sentimientos, esos que nos hacen arder y decir cosas como las que tú dices en este poema.

"sonrisa eterna.
Así niña mía, así te voy a criar."

hermoso.

un abrazo.

TOROSALVAJE dijo...

Que poema, que amor de madre, que cariño, me has emocionado.

Que fuerza hay en tí.

Me ha gustado.

Saludos.

Antrologia dijo...

la piel de gallina... nos has emocionado con ese amor de madre, con ese mensaje de esperanza. desde aquí todo el amor y el cariño del mundo para ellas y para ti

en tierra de nadie dijo...

Sensibilidad, ternura y amor...qué necesarios para todo. Una nueva muestra de tu gran generosidad. Todo mi cariño y apoyo para ti, tu hija, Laura, Mireia y todos cuantos sufren enfermedades físicas o psíquicas; admiro vuestra lucha.

un abrazo enooooooorme ¿os llega?...

ETDN

Trini dijo...

Me ha emocionado este poema escrito desde el corazón, con todo tu amor de madre cuando lo escribiste y el amor por los demás que demuestras al dedicarselo hoy a Laura.
Estoy segura de que tu hija se sentirá muy orgullosa de ti.

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Así es Malena y ante todo está lleno de la fuerza que a ella o en este caso ya que es para todo un colectivo, les falta a ellos y de vez en cuando necesitan quien les recuerde que son grandes personas.

Un beso amiga, y gracias

Maribel Sánchez dijo...

Lo tenía guardado como uno de mis grandes tesoros y formará parte de una serie especial que pronto verán la luz.
Gracias Sandra, eres especial.

Buen fin de samana guapisima.

Maribel Sánchez dijo...

Txanba, y tantas veces nos queman dentro que o las sacamos como terapia (al más puro estilo Sandra G.Garrido) o nos explitan en lágrimas.
Gracias por llegarte.

Un beso

Maribel Sánchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maribel Sánchez dijo...

Es solo la fuerza de una madre como cualquier otra.

Gracias Toro por tu visita, nos iremos leyendo mutuamente.

Un beso

Maribel Sánchez dijo...

antrología, si pudiera repartirme en pedacitos y que cada una de estas personas ganaran en calidad de vida con ese reparto, no dudaría en hacerlo, todo y que he de decir egoistamente que la mayor parte se la llevaría mi hija.

Gracias chic@s por vuestra presencia.

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Etdn nos llega, nos llegas, te sentimos. Gracias.

Besos y buen fin de semana.

Maribel Sánchez dijo...

Hay días de todo y para todo con mi hija Trini, como todos los hijos dice que soy la mejor madre del mundo y al cabo de un ratito dice todo lo contrario, pero ya sabemos como va esto, que dificil ser padres!!!

Gracias maravillosa amiga. Buen fin de samana, un fuerte beso

Sibyla dijo...

Maribel,cualquier criatura que haya nacido, con algún problema de "cristal", merecería tener una madre coraje como tú, que les enseñara a no
sentir que son de segunda clase, sino que merecen todo el respeto y la dignidad que cualquier persona "normal".
Maribel..Felicidades por ser como eres.
Mil besos.

Rafa León dijo...

Precioso, Maribel. En el fondo todos caminamos sobre huellas de cristal y precisamos del cariño -ya sea materno y/o de otro tipo- para no desangrarnos por las heridas que causan sus esquirlas. Seguro que tu hija, gracias al tuyo, y a pesar de la espina bífida, ya camina por la vida con paso firme.

Un abrazo para ti y otro para ella. Y para Laura y Mireia.

Tesa dijo...

Hola, maribel.
Hace mucho tiempo escribí un relato titulado: "El niño roto" inspirado en el amor y el orgullo de un padre hacia su hijo en la playa.

Los niños que se podían mover sin dificultad, acabaron rodeando a ese padre y a ese niño roto maravillados por tanta dedicación y ternura.

Hoy tu poema me trajo la misma emoción que sentí entonces.

Un abrazo, Maribel.

Maribel Sánchez dijo...

Sibyla, solo puedo decir una cosa a tu comentario: GRACIAS!

Un enorme beso

Maribel Sánchez dijo...

Y si un dia le flaquean las fuerzas Rafa, siempre habrá personas a su lado que le harán ver lo mucho que vale.

Gracias amigo. Un beso

Maribel Sánchez dijo...

Tesa, me encantaria leer ese relato y poder leerlo a mis niños de la asociación y la de fuera de ella.

Gracias amiga por ser y estar. Un beso.

Algaire dijo...

Precioso poema lleno de ternura y al mismo tiempo lleno de fuerza y arropado por un gran amor de madre.
Te felicito.

Orestes dijo...

Realmente enternecedor ese poema que dedicaste a tu hija. Creo que lo mas importante que tiene una persona se conserva en su interior. Se puede nacer, o puede surgir en la vida, alguna tara física, pero con personas como tu al lado, estoy seguro que se superan. No se que edad tendrá tu hija ahora, pero estoy seguro que será una muchacha a la que tu habras contagiado tu espìritu alegre y la habras convencido de que es una mas de las que estan en este mundo y que si, por su enfermedad, no puede hacer determinadas cosas, habrá otras en las que se agudicen sus posibilidades.
Un beso cariñoso y admirado

El Viento dijo...

Hermosas palabras que seguro que han tomado forma más allá de este bello poema.

Un beso enorme para ti y tu niña.

María Narro dijo...

precioso, se me escapan las lágrimas y no de tristeza, bueno... tú me entiendes.

Maribel Sánchez dijo...

Gracias Algaire, por tus palabras y por llegar hasta esta tu casa.

Saludos

Maribel Sánchez dijo...

Orestes, la fuerza de seguir adelante, la lucha continua por conseguir una calidad de vida mucho mejor para las personas que padecen (padecemos) esta desconocida malformación, no me las quita nada ni nadie aunque a veces flaqueen y parecen escaparse del cuerpo.
Gracias marinero por tus bellas palabras.
Un beso.

Maribel Sánchez dijo...

El viento, si, día a día van tomando forma y día a día son mucho más que palabras.

Un gran beso.

Maribel Sánchez dijo...

Te entiendo María, te entiendo.

Un besazo enorme amiga.

ÉCLIDES dijo...

Un poema conmovedor, suave y sensible escrito con garras de tigre que puede tener sólo una madre... q:-)

P.d. haber si encuentras algo sobre el tema de Gai

un fuerte abrazo y nos visitamos

Maribel Sánchez dijo...

Hola éclides, ando buscando el tema y antes o después aparecerá te lo aseguro, o eso o tiro el pc por la ventana.

Un besazo.

Octavio Fernández Zotes dijo...

Humanidad a raudales, Maribel, y hermosura en el leguaje.
Me gustan tus poemas y me alegro haber llegado hasta aquí. Google me ha ayudado.
He tenido el honor de compartir Antología contigo, Poetas de transición, y me gustaría tener ocasión de conocerte en persona.
Un afectuoso saludo.
Octavio.

Maribel Sánchez dijo...

Hola Octavio!! que alegría encontrarte por aqui, a mi también me gustaria conocerte, te dejo mi correo aqui por si te apetece que entremos en contaco.

noseyo@gmail.com

Un beso compañero.

Tesa dijo...

Maribel, te prometo que buscaré el texto de "el niño roto" y lo pasaré a ordenador para compartirlo, ya que lo tengo por ahí escrito a máquina. Debe hacer más de 17 años, el tiempo que calculo más o menos que tengo ordenador en casa.

Fue un hecho real. Y el título me lo sugirió uno de los niños que preguntó al padre si se había roto y lo habían pegado mal.

Lo buscaré. Un abrazo emocionado.