viernes, 9 de noviembre de 2012

Mientras bebo este café


Hoy voy a ser princesa en un cuento de hadas
permitiré que toquen mi rutina con sus varitas mágicas.
En un gracioso movimiento,  harán que el agua limpie los platos;
la escoba, juegue a patinar con la fregona mientras barre y friega el suelo;
que la bayeta ejecute un baile sobre los muebles
 y enganche el polvo en un ritmo frenético.
Un coro de pajarillos con gotas de lluvia en su vuelo,
descubrirán transparencias en los ventanales.
La ropa saltará de la lavadora al tendedero, del tendedero
en fila india bajo la plancha y de la plancha directas al ropero.
En los fogones cocerán caldos suculentos mientras el horno expande
perfume de canela y postres de chuparse los dedos.
Hoy voy a ser princesa de un cuento de hadas.
Al menos… mientras dure este café que ahora bebo.

4 comentarios:

Mos dijo...

Qué bueno, ¿no?

Tú eras ya princesa antes de empezar el café. :):):):)

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Anabel dijo...

Dame de se café a mí también, anda.

Besos,

Anabel

montse dijo...

Que el sueño dure para siempreeeeeeeee

loren lome dijo...

Es muy bonito, pero lo mejor es que transmite.
Te dejo enlace de mi blog. http://versos-lome.blogspot.com.es/
Un abrazo