viernes, 26 de febrero de 2010

Una tarde más en el Smiling Jack




No estamos todos los que somos, pero si somos todos los que estamos.