martes, 10 de noviembre de 2009

SOMBRAS BURLONAS

Me habitan soledades compartidas
murmullos tejidos entre horas
robadas a camas vacías.
Me duelen torrentes de llantos
que marcan mi cara
con surcos hacia el desespero
y caminos de distancia.
La sombra burlona que acecha
al suspiro vertido de nostalgia
el miedo a cicatrices ya curadas
a ser réplica de la experiencia
consecutiva.
Letra de una pluma sin tinta
o simple palabra.
Refugio momentáneo de añoranzas
garra cortando libertades
mañanas deshabitadas
barro sobrante de una estatua
clave de sol sin orquesta.
Me habitan temores capaces
de romper el cenit del que hemos hecho
nuestra morada.

5 comentarios:

Anabel dijo...

Sopla, espántalas, esas sombras burlonas nunca tienen derecho a molestarnos.

Pero lo hacen.

Buen poema.

Besicos,

Anabel, la Cuentista

Darilea dijo...

Habrá que intentar que un desalojo te traiga vientos nuevos.
Un besito.

Malena dijo...

Mi querida Maribel: Podrás tener temores¿quién no los tiene? pero tu alma de poeta siempre hará salir el sol detrás de los más negros nubarrones. Nos conocemos de hace tiempo para saber las dos que es así.

He tardado en venir a saludarte porque tuve que ausentarme de los blogs.

Mil besos y mil rosas.

María Jiménez V. dijo...

Me encanto navegar entre tus letras.
Hermosos versos marcados por la profundida de tus palabras.
Un saludo

Efigênia Coutinho dijo...

Me habitan soledades compartidas
murmullos tejidos entre horas
robadas a camas vacías.

MIS CUMPRIMENTOS, UNO ESPAÇO CON BELA POESÍA,
EFIGÊNIA COUTINHO