martes, 25 de noviembre de 2008




16 comentarios:

Lucía dijo...

Maribel, ¿ves esas luces en las dos manos?.
Ahí, siempre ahi, estará la de esa persona que tanto amas (lo digo en presente, nunca se hace pasado...) que te guiará y te cuidará en los momentos que más lo necesites.
Un beso fuerte, amiga.

Malena dijo...

Esa es la vida Maribel. Tenemos que aprender y crecer a base de sufrimientos. La ignorancia es propia de los niños que todavía han de aprender tantas cosas...

A pesar de que crecemos de esa forma, hay una cosa bien cierta: Jamás se alejarán de nosotros las personas que amamos. De una forma u otra, siempre nos acompañan.

Mil besos, maribel.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

El camino a veces es duro, a veces tortuoso.
A veces se torna puro sufrimiento inaguantable.

Y sólo sabe cuan inaguantable es, ese que lo sufre, el que lo vive..el que lo anda.

Los demás, - como en este caso yo - sólo somos unos meros charlatanes.

Este charlatán te dice ¡animo!

Un fuerte beso

TOROSALVAJE dijo...

Todos quisieramos ser ignorantes en esa materia.

Suspenderla siempre, claro que si.

Besos.

María Narro dijo...

yo siempre digo que aprendo a base de palos, pero por lo que tú has pasado ahora es el Dolor mismo de la Vida.
Duele y quisieramos ser ignorantes...

un abrazo.

carlota dijo...

Ignorantes... jamás. Mejor mirar la vida de frente, así tenemos la opción de actuar y seguir nuestro camino.
Otro beso

muxica dijo...

La ignorancia no aleja el sufrimiento, y si lo aleja, la aceptación.
El poder de saber escribirlo en frases cortas, o largas. Es un bálsamo a él, que notados pueden acceder.
Escribe a tu dolor, déjalo salir y veras que es la mejor medicina, aunque en el momento de describirlo se multiplique, luego llega el consuelo.
Ya sabes porque te lo digo, para mi ha sido la mejor cura.
Mil abrazos y biquiños gallegos.

Elisa Berna Martínez dijo...

Me gustaría descubrir el antídoto, siempre ando buscando una nueva anestesia. La amnesia a veces me ha curado el dolor, o por lo menos fue un parche.

Mil besicos!

Trini dijo...

Pero, cuánto nos perderíamos en esa ignorancia? No, prefiero el dolor del recuerdo, a consolarme en el vacío de la nada.

Besos y amrazos

Jesús Arroyo dijo...

Y... recordar, recordar, recordar... vivos estamos y amar, amar, amar...

luisa dijo...

Vamos haciéndonos de forjas. A base de golpes curtimos nuestra piel. Aún así, hay cicatrices que tardan en templarse. Solo el tiempo y la memoria lo consiguen.

Un beso, Maribel, y mucho ánimo.

Luisa Fernández.

Tesa dijo...

Vamos a alejar a la tristeza juntas. El dolor enseña a amar la vida, a gozar de las pequeñas cosas, a recordar lo bueno de los que nos dejaron.

Que estoy viniendo, hasta mañana, preciosa.

Un abrazo muy grande.

Sandra Garrido dijo...

esa verdad desgarra, yo también quiero ser una ignorante-TK

Maribel Sánchez dijo...

Gracias amig@s por vuestra compañia en mis letras.

Besos a tod@s

Miguel Schweiz dijo...

Mi niña... tú misma has dejado la imagen: su mano está ahí.

No sé si hay algo que aprender, no sé si es mejor el placebo de la ignorancia. Pero creo que no se puede elegir, sino seguir caminando y haciendo.

anamorgana dijo...

Hola Maribel, no sé si se aprende de ese dolor en concreto, pero el está en tu corazón, siempre irá contigo.Un abrazo
anamorgana