viernes, 19 de septiembre de 2008

UN ANTES, UN DESPUÉS



Un antes y un después
se han cruzado ante mí.
Del antes, lo bueno
queda instalado
allí donde nada es efímero.
Del después, tu recuerdo
será presencia siempre
en las líneas continuas
que forma la vida.
Sólo la muerte entiende
que me está pasando.

22 comentarios:

Lucas A. dijo...

La muerte... y la vida.
Buenas!

Jesús Arroyo dijo...

Si la muerte es quien sabe lo que te está pasando, es a la vida a quien se lo estás contando.

Besos.

Lucía dijo...

La muerte sabe lo que te pasa.
Adentro de ti el recuerdo siempre.
El presente, la vida que te sigue esperando para que le sigas dando forma, en cada uno de tus días.
Un beso.

luisa dijo...

Hola Maribel. Me alegro de verte de nuevo por estos lares. Yo he estado bastante ocupada últimamente y no me he pasado mucho por los blogs. Espero hacerlo a menudo. Máxime cuando estás tú por aquí dejando de nuevo tus pensamientos. Un besazo, guapa.

Luisa Fernández.

mia dijo...

Qué preciosa manera de

definir el ayer y el hoy

Curiosamente en ello ando yo!


♥♥♥besos♥♥♥

Elisa dijo...

Hola Maribel, me alegro de volver a casa y encontrar tus letras. Me alegro de leer tu certera pluma de nuevo, de encontrarte en la red y sentir tu presencia.

Te mando un besico, terminado en -ico pero muy fuerteeeeeeee.

Malena dijo...

Maribel, siempre hay en nuestra vida un antes y un después y todo influye en nosotros. No entendemos a veces el por qué de las cosas. Supongo que es el aprendizaje que todos logramos en nuestra vida y nos lleva a ser más maduros.

Había una canción que decía: "Solo al final del camino las cosas claras verás" .Espero que las veamos antes.

Un beso muy grande.

Maribel Sánchez dijo...

Y seguir adelante Lucas. Muy buenas.

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Y vivir que cuesta tanto Chechu.

Besos

Akasha dijo...

Lucas me paso tu libro. Despues de leerlo (aunque me falto la tercera parte) me hizo la sagrada pregunta de cual me gustaba mas, y con sinceridad y sin preferencia por amores, le dije que el tuyo. Pues me siento mejor identificada sobre todo en las primeras hojas de él.
Yo no soy nada comparado con vosotros, los poetas, pero me alegro de ser almenos una persona afortunada que os puede leer.
Mis escritos son al fin y al cabo sueños de estrellas que quieren brillar y buscan la oscuridad para que su brillo destaque mas.
Un saludo y un beso.

Trini dijo...

Tras los fuertes golpes de la vida, siempre queda un antes y un después. Es la manera cruel que la vida tiene para "educarnos"...

Besos muchos

Malena dijo...

Maribel, cariño, si me explicas "mu" bien lo de los adictos (que ya he entrado en el blog) igual me atrevo a participar, aunque ya sabes que yo cosas muy cortitas, no sé si me saldrían.

Te vas a reir de mi ignorancia, pero el otro día recibí un comentario en el post que está colgado ahora, de un buen amigo peruano, diciéndome que el esqueleto me había quedado precioso.

No te puedes imaginar cómo me quedé. Leí y releí el post preguntándome donde había visto Allan un esqueleto y le ´contesté en su blog que no había entendido nada, hasta que me envió un correo explicándome lo del esqueleto exquisito :(

Cada día se aprende algo nuevo :)

Espero que me expliques lo de adictos y si es muy largo y no te importa me envías un correo. Gracias.

Mil besos.

mos dijo...

Siempre hay un antes y un después; eso es inevitable. Me apunto a esa forma de ver, a ese tránsito que todos pasamos y que dices tan bien en tu poema.
Un abrazo de Mos desde la ESFERA.

Darilea dijo...

Ojala ese camino, nos lo pudiesemos saltar, pero la vida nos trae un sendero sin retorno por el cual todos hemos de caminar un buen día.
Besitos querida Maribel.

Tomás dijo...

precios como todo lo que haces

quería agradecerte tus visitas a mi hotel e invitarte al nuevo que he montado:
http://tm0809.blogspot.com/
gracias por tu apoyo y afecto

besos

TOROSALVAJE dijo...

La muerte y los que ya hemos pasado por esa línea.

Besos Maríbel.

mos dijo...

Venga Maribel, que estamos esperando el movimiento de tus letras.
Te necesitamos.
Un abrazo de Mos desde la ESFERA.

Miguel Schweiz dijo...

El después... sí sólo la muerte lo sabe y quienes la han visto merodear y secuestrar a quienes has amado. (Lo entiendo)

Petoncitos y sigue dejando huellas en el después que trae nuevos comienzos. Aquí seguimos esperando, no tardes.

Petoncitos

muxica dijo...

No se que decir.
te dejo un abrazo

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Pues yo te deseo un maravilloso ahora, inabarcable e infinito.
Un saludo y decirte que ya está disponible mi libro en Casa del libro. Por si acaso alguien...

Tesa dijo...

Maribel, cielo, tú tratando de regresar a tu vida de antes, yo enterrada entre folios, prisas y correcciones de mi trabajo y sin tener tiempo de hacer coincidir nuestros relojes para un encuentro. Esto no puede ser.

Los recuerdos siempre serán tuyos, y aunque su cara con el tiempo vaya desdibujándose, quedarán las huellas que ha dejado en tu vida, no sólo sus genes sino su manera de sonreír, el tono de su voz, el tacto de su mano…

Antes y después…

… y entre medio una línea suave, no un precipicio que haga que no puedas volver a eses antes, aunque sea un antes con ausencia.

Sabes dónde encontrarme, si me necesitas, silba.

Un abrazo de los grandotes.

Allá dijo...

o ser la que atiende...
da igual no?