miércoles, 28 de mayo de 2008

MIEDO



Cuando era pequeña
escuchaba tus pasos
velando mis sueños.

Cuando era pequeña
veía en tus ojos
lo grande de este universo.

Cuando era pequeña
espantaba el miedo
entre tus brazos seguros.

Ya no soy esa niña, pequeña.
Nadie ha de velar mis sueños,
y son ahora mis ojos
reflejo de inmensidad
a quienes miran en ellos.

Y sin embargo,
me invade tanto miedo.

Me aterra saber,
que tus brazos seguros
son lágrimas en el recuerdo.

Me aterra saber
que la vida,
es humo desvaneciéndose
bajo susurro de aliento.

Me aterra saber
que tu agonía,
será sin billete de regreso.





26 comentarios:

Camille Stein dijo...

qué preciosa nostalgia

las columnas que soportaban la tierra que pisábamos se nos derrumban

y sin ensayo previo, a la intemperie, nos hacemos columnas de otros suelos

el amor que nos dieron será la materia que alimente nuestra fuerza

un beso...

Fernando Sarría dijo...

EL MIEDO COMO EL RECUERDO ES UNA MÚSICA...A VECES SUENA EN LA BRISA DELO SÁRBOLES OTRAS EN LA LUZ DE UNA NOCHE..BESOS.

luisa dijo...

Que triste poema. Siento, entreveo, palpo. Se vuelve a la niñez cuando uno ve las raíces en las que nos hemos apoyado, tristemente marchitas. Cuando aquellos que nos dieron el ser, palidecen por la enfermedad o por los años. Se recapacita sobre la infancia, que son los momentos en los cuales sentíamos más de cerca sus abrazos, sus besos y el apoyo diario. Espero que estés bien, Maribel, y los tuyos también.

Si vas a venir a Madrid (no sé lo atareada que estarás, ni si tus circunstancias te lo permiten), háznoslo saber. Sería un placer para nosotros. Un beso muy fuerte, y ánimo.

Luisa Fernández.

Sandra Garrido dijo...

Mibel, todo eso lo llevarás siempre contigo, guardalo en lo más profundo, y siempre tenlo presente, ....te envío un abrazo inmeso y mucha fuerza que sé la necesitas estos días.Estoy contigo.

Un beso
Sandra

TOROSALVAJE dijo...

Lo siento mucho Maribel.

Besos.

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Espero que todo vaya mejor.
Un beso lleno de rosas.

gsus dijo...

al hilo de la foto
mi padre decía que en el alambre
por eso de que alguién mueve los hilos.

sobre tu texto,
no sé que os pasa hoy,
vengo de casa de sandra
y también anda con miedillo....

wno,
dicen que el miedo es libre.


bso.

ah weno antes de irme te dejo un copy & paste;
es un poema del chinato alías manolillo

"Una sola puerta de tres, abierta.
Una sola puerta.
Enfrente, la montaña.
Pasa la nube inmensa;
toda suya... todo suyo.
Huracanes de vientos;
lluvia andante semiparalela
y en todo el monte funerales alegres, naturales,
de hojas muertas.

Los cabellos terráqueos danzan todos iguales
al son de trompetas invisibles que vienen de los mares.

Llegó el otoño; llegó la muerte...
¡Mas no para todos!
Hoy morirán hojas y animales.

Mas no morirán para siempre y, en su transformación de mañana
darán
con más calor
a la tierra,
de su muerte,
pasado mañana,
brotes de esperanza.

Y yo no he muerto.
Me alegro de la lluvia
y me alegro del viento.
Si tengo frío, me caliento;
si tengo miedo, ¡que no lo tengo!,
susurro y pienso...
y para mañana
ya me he comido mi pequeña ración de esperanza.

Una sola puerta de tres, abierta.
Una sola puerta inmensa."

este tío
día si y día también
a mí me quita el miedo.

mos dijo...

Querida Maribel: Este miedoque sientes es, en el fondo, amor.
Un amor inmenso que perdurará siempre hacia los seres queridos. Que se vayan antes que nosotros es ley de vida. Quédate con todos los buenos recuerdos que te brindó.
Y cuéntale que le quieres más que antes. Dále las gracias por todo lo vivido juntos.
Y piensa que eso nunca se irá.
Un abrazo de Mos desde la ESFERA.

ynarud dijo...

Nacemos para morir, eso lo tengo claro. Nuestro cuerpo muere, es verdad y con el parece morir un trocito de los corazones de los que nos amaron incondicionalmente. Pero no, tan sólo parece morir… pero no es así.
Los que en realidad amamos y no sentimos amados no morimos del todo, poseemos la virtud se seguir viviendo en el recuerdo, en las risas, y en lagrimas, en anécdotas, en abrazos, en besos, en miradas, en fotografías que nos recuerdan ese momento vivido, sensaciones y recuerdos que poseen la magia de estar vivos, en los días y en las noches que transitamos en la vida de ellos, los que nos amaron con la mirada abierta. No hubo dudas en su amor por nosotros, quizás resquicios de unas vidas.

Y sí,

En el Universo
Seguros de Ellos
con el Miedo a los Recuerdos,

pero con el Aliento a
nuestro propio Regreso...

porque hubo un instante que nos fuimos con ellos.

;) petones amb abraçadetes

Elisa dijo...

Hola Maribel, hace mucho que no coincidimos y presiento por tu poema que no estás atravesando un buen momento. Te mando un besico fuerte y todo el ánimo del mundo desde mi balcón.

*elisa*

El éxodo dijo...

Frente al miedo -esa cualidad de los valientes-, poemas, tus poemas. La vida, si su sino es la muerte, no vale nada, pero... ¡puede llegar a ser tan bella!

Un beso y muchos ánimos.

Tesa dijo...

Querida Maribel, el miedo a la ausencia, ese es el peor miedo.

Hay un lugar donde viven para siempre los que amamos, mientras los recordemos seguirán ahí.

Cuando a la tristeza se le vayan difuminando las aristas, ahí encontrarás sus brazos abiertos para cobijar tu miedo, sus pasos para velar tu sueño. Y desde sus ojos a tus ojos se trasladará el universo para que otra niña lo recuerde algún día.

No dejes que el miedo te paralice.

Si me necesitas, silva.

Un abrazo.

Estel_Julià dijo...

Maribel,


Ese miedo que nos ata, nos impide seguir adelante, a veces.

Hay que coger carrerilla y dar un salto, superarlo, no mirar atrás.


Hay todo un camino delante.



Un abrazo wapa,




Estel J.

Jesús Arroyo dijo...

Maribel:
Seguirás sintiendo sus pasos sin miedo ¡ya lo verás!
Un beso muy especial.

Jesús Arroyo dijo...

Si quieres y solo si quieres, te ha tocado hacer algo... en mi blog lo verás.
Besos.

Trini dijo...

Maribel, hacia días que no entraba al blog y hoy entro y leo este poema, tan bello y tan triste y me temo lo peor y te mando un abrazo aunque desde tan lejos sirva de muy poco, pero algo te llegará, de mi parte y de todos los que te apreciamos. Espero que esto te reste un poco de miedo y un algo de dolor.

Muchos besos

María Narro dijo...

no es un recuerdo ¿verdad?
no sabía nada, mi amor. Yo también estoy contigo.

un abrazo inmenso.

Lucía dijo...

Triste poema Maribel.
He leído todos los comentarios.
Maribel, el miedo se hace muy presente en estos casos, duele tanto el adiós o la enfermedad sin retorno.
Simpre seguirán sus brazos, aún invisibles, y notarás que camina a tu lado siempre, sólo tienes que aprender a adivinarlo, sentirlo de otra manera.
Deseo que todavía lo disfrutes.
Estoy a tu lado, una señal y vuelo hacía tí.
Ub gran beso cariño.

Miguel Schweiz dijo...

Maribel… ¿Qué pasa mi niña?

Arroróoooo niña boniiiita
Descansa sobre mis hombros
Aquí tienes brazos fuertes
Donde envolver tus asombros

Donde dejar la pesadumbre, no importa si no puedes, pero brazos no te faltan tampoco el hueco donde esconder dolores.

No sé qué decirte… el poema deja signos y tus palabras silencio. No sé si deseas la soledad en estos momentos o voces donde posar tus miedos.

De todas formas dejo sobre el almohadón una rosa blanca que se está abriendo en estos momentos, símbolo de la belleza que no cesa de entregar la vida. Huélela, abárcala y no abandones…

Petoncitos llenos de fuerza que no quieren diluirse en tu silencio.

Miguel Schweiz dijo...

Maribel, he vuelto... ya ves, soy un pesado, pero hay un premio que está lleno de brillo, se lo ve con mucha luz y te lo he dejado, yo creo que estás muy triste y que esas cosas no son nada, pero quizás el brillito te alumbre un poco ¿Vale?

Más petoncitos

Lucía dijo...

Maribel, tan pesada como Miguel.
En mi blog también tienes un premio con brillo, todo el que tú mereces.
Dos premios con el mismo brillo, igual te dan un haz de luz grande que caliente el alma.
besos muy fuertes.

Violeta dijo...

Hermoso poema. Entiendo perfectamente lo que sientes porque el 21 de mayo murió mi abuela materna a la cual estaba muy unida y extraño muchisimo.

Accedí a tu blog a través del de Muxica.

Un fuerte abrazo desde Galicia.

María Narro dijo...

sigo por aquí porque soy muy pesada y te quiero mucho.

un abrazo.

Darilea dijo...

Maribel, hoy sentía necesidad de leerte, no sé por que algo me dijo que tu ausencia se debe a lo que predice este poema. Lamento mucho tu dolor. Quisiera equivocarme aunque tus palabras creo que me confirman lo que por mi cabeza ronda.
Un beso y un abrazo amiga.
Sin poder decir más...
Tu amiga.

Pakous dijo...

Palidece mi alma al leer tu escrito.
Intuyo que arrastramos la misma pesada carga, si me necesitas sabes donde encontrarme.
Un beso Maribel.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Me conmueve, pues sólo de empezar a leer me recuerdo de los mios, aquellos que ya no están...

En mi caso aun tengo padres, pero ya no abuelos y ellos fueron como padres para mi.

Cuando yo era pequeño, viajar para ver a mis abuelos era sinónimo de felicidad, de placer infinito, de libertad, de amor.......

Ahora sólo espero que ellos están en un lugar algo mejor...

Saludos y gracias¡¡