martes, 4 de marzo de 2008

SERENO OLVIDO



A veces te siento con miedo
a desvelar las palabras;
y me abocas
a poner en tus dedos, la ira
capaz de hacerte pronunciarlas.
Otras, te acercas tan mío
que duermo, en tus ojos
abiertos.
Y sin embargo
la constante sombra
donde oscureces, este no hablar
hace de mis pasos
un adiós, sin cicatrices.
Puede que ni tan solo
sea latido no verte.
Y ya me descubro
vacía de ganas,
cuando el pensarte
no asalta mis madrugadas.

28 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Haces bonito hasta el olvido.

Los seis últimos versos son antológicos. Muy buenos.

Besos.

Trini dijo...

Y es que el silencio sólo consigue abrir más la brecha de las íntimas soledades.

Besos

carlota dijo...

Evocas con mucho acierto cómo sería, cómo es, ese sereno olvido. Donde la sombra se oscurece, donde el no hablar impide las heridas. Me imagino, hablando cinematográficamente, un plano fundido, difuminándose.
Un abrazo pendiente de dártelo en persona.

Lucas A. dijo...

Un adios sin cicatrices? wow

en tierra de nadie dijo...

Lucas me ha robado la interrogación. ¿Es posible un adiós sin cicatrices cuando se ha amado de verdad?

Felicidades con retraso; un virus invadió mi ordenador y he estado una semana "desconectada".

besazo y que cumplas muuuuchos maaaaaas.

ETDN

El Viento dijo...

Tal vez el no hablar, una vez gritado el dolor más profundo, hace más sereno el camino del olvido.

Un beso, Maribel.

muxica dijo...

Cuando realmente se ha amado, nunca se llega al olvido.
Un abrazo

mos dijo...

¡Qué buenos versos! Poética manera de contar una ausencia, una cobardía de amor, una incomunicación entre dos que deberían quererse y vivir.
Pero que se trastoca por falta de decisión, por desgana, por rendirse a la evidencia, por no contemplar el mismo amanecer.
Seguro que duele el olvido; tal vez cueste abandonar la apatía para seguir buscando. Pero es la mejor de las soluciones el no continuar bajo el mismo lecho.
Ella se merece todas las palabras bellas. A alguien que sepa decírselas y le haga soñar.
UN abrazo de Mos desde la ESFERA.

Sandra Garrido dijo...

POco a poco dejan de doler, y cuando ya sea una lapida en el pasado sólo vovlerás de vez en cuando a dejarle una flor como esta que hoy vislumbras.

Un besazo

Lucía dijo...

Cuando al olvido se le llama:
"Sereno olvido". Ya está un gran camino recorrido.
Hasta que el dolor no pasa, la serenidad no viene.
Y el tiempo, ese implacable tiempo, es el poderoso bálsamo para todo.
Me has emocionado mucho.
Besos con cariño.

Santy Martínez dijo...

Es el dolor, de la cicatriz de las viejas batalla, que aun en las grises tardes de domingo, saturadas de pasados sabados, acaban por doler.

Muy bueno, sobretodo al final¡

Saludos

Santy

Moony dijo...

Ay... no asalta madrugadas, pero, se cuela entre las letras. No le dejas marcharse, y, debe hacerlo ya.
Se acerca el tiempo de las cerezas, nuevo, cálido y prometedor. El sol se yergue. Llegan ya los días de descubrir otras madrugadas :)

Un beso grande.

Tesa dijo...

Es genial, Maribel.

Tiene la textura de un terciopelo negro que se desliza para arropar la ausencia, suave, pero negro y tupido como el dolor.

Un día se descorrerá el telón donde se esconden las quimeras que la mente se inventa y la luz del día las hará evaporarse.

Y en el corazón donde había una cicatriz hay un campo de amapolas, fugaces y bellas como los instantes de felicidad.

Sobresaliente, poeta.

Un abrazo.

Tomás dijo...

un adios sin cicatrices, guau, apesar de toda la melancolía, tristeza y soledad, chica dura y entera
te felicito

p.d.
tengo que ver esa invitación tuya, no me ha dado tiempo

Maribel Sánchez dijo...

Gracias Toro, un fuerte beso

Maribel Sánchez dijo...

Si Trini, y ocupa el más grande de los olvidos.

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Carlota, en breve tendremos ese abrazo.

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Es dificil Lucas, pero no imposible.

Besazos

Maribel Sánchez dijo...

Etdn, gracias, y cuidado con esos virus que siempre nos hacen la puñeta cuando menos lo esperamos.

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Exacto viento, el silencio ayuda a ello.

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Pero se hacen lagunas Muxica, tan grandes que casi borran el todo de lo que fue.

Besazos

Maribel Sánchez dijo...

Mos, siempre me dejas unos comentarios de los que calan dentro, gracias amigo.

Un besazo enooooorme

Maribel Sánchez dijo...

Un crisantemo Sandra, eso le dejaré con el paso del tiempo.

Besazos guapisima

Maribel Sánchez dijo...

Y se hace largo y doloroso el camino recorrido Lucía, pero resurgir y vivir es lo que cuenta.

Besazos

Maribel Sánchez dijo...

Santy, la sutura acaba haciendo efecto.

Besazos

Maribel Sánchez dijo...

Se marchó Moony se marchó, de mi mente salió por completo, ahora solo me quedan letras derramadas que voy dejando por aquí por no aparcarlas en el cajón de los desterrados.

Besazos

Maribel Sánchez dijo...

Continuo diciendo Tesa, que tú me conoces mucho, muchisimo.

Besazos

Maribel Sánchez dijo...

Tomás..... dura me van haciendo, eterna no!!! que las arrugas del tiempo no me sienta bien. :))

Besazos