martes, 18 de diciembre de 2007

VOLVER


Llegué perdida por sendas indefinidas
hasta el rincón aquel
donde dormita el alma.
El mismo que el polvo del tiempo
había cubierto de olvido.
Llegué sin miedo al pasado
sin temores fundados en el abandono.
Ya no dolían tus llantos
ya no quemaban mis lloros.
Aquel dominio latente
era entrega de fuerza,
de rabia contenida,
y las ganas de ser yo
resurgieron como alambres
entrelazados en la verja.
El presente se bebe agua limpia
transparente, de un futuro claro.
Y los labios nacen besos
Esperando ser besados.
Llegué sin recelos al recuerdo
a la misma estación,
donde ayer muere en pasado.

22 comentarios:

mos dijo...

¿Qué buen poema! Ya veo que tienes un blog para poesía y otro para prosa.
Te aseguroque dominas ambos estilos.
La poesía siempre es más intimista y profunda. Requiere más atención y disponerse a leerla con un sentido interior (desde dentro).

Siempre será mejor el presente y el futuro. El pasado se quedó en el camino y sólo debe salir si merece ser recordado.
Un saludo de Mos.

A.Querejeta dijo...

Donde ayer muere el pasado,
sinceramente sorprendente,
sencillo y a la vez profundo.

Un beso.

Manual de Antrología dijo...

eso es, el pasado está muerto. pero muchas veces nos liamos intentando reconstruir lo que ya no se puede cambiar en lugar de emplear la energía en el presente... delicado y esperanzador

un beso!

Sibyla dijo...

Me quedo con la frase:
LLegué sin recelos
al recuerdo,
a la misma estación
donde muere el pasado.
Para reanudar nuevas ilusiones, emprender nuevos proyectos, imprescindible, recordar el pasado sin rencor ni dolor.
La vida renace en cada amanecer!
Besos, guapetona!

Orestes (Ex Al) dijo...

Ereds una gran escritora y en este poema abres totalmente tu corazón. Espero que tengas tambien a la persona que lo abra por ti, ya que te lo mereces.
Un beso grande y navideño

Moony dijo...

Biennnnnnnnnn Maribel. Cuando nos podemos enfrentar a nuestro pasado sin recelos, sin pesos y sin dolor, es que lo hemos vencido y estamos preparadas para repartir esos besos que nuestros labios producen. Sin temor.
Cómo me alegro de haber leído este poema. No sabes cuánto.
Enhorabuena, mujer por estrenar :D

Un beso enorme.

muxica dijo...

Precioso y trsite poema.
Unos dias de vacaciones y quiero dejarte mi abrazo de Navidad
Mil besos

Trini dijo...

Pues si, ese pasado no fue bueno, mejor que muera allí, en la estación del olvido.
Precioso peoma Maribel. Es un placer leerte.

Besos muchos

Maribel Sánchez dijo...

Hola Mos, ya ves que lo mio anda entre una cosa y otra no domino ninguna de las dos pero para mi es fuente de vida escribir.

Gracias por estar siempre entre mis letras.

Besazos

Maribel Sánchez dijo...

A. querejeta, puede que hasta un tanto complicado el verso pero yo soy asi :))

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Muerto pero no enterrado antrología que anda siempre asomando la nariz por una esquina y se trata de dejarle claro que ya no cuenta que ahora es el presente y el futuro quienes nos rondan.

Besos

Maribel Sánchez dijo...

Muerto pero no enterrado antrología que anda siempre asomando la nariz por una esquina y se trata de dejarle claro que ya no cuenta que ahora es el presente y el futuro quienes nos rondan.

Besos

Maribel Sánchez dijo...

La vida es lo mejor que nos han regalado Sibyla y hay que aprender a vivirla en cada segundo.

Besos besos y más besos.

Maribel Sánchez dijo...

Aprendiz Orestes, me quedo en aprendiz. Mi corazón tiene el defecto de andar siempre de par en par, quien lo anda tocando creo que se ha despistado y no sabe encontrar el camino :))

Besos navideños y con brindis.

Malena dijo...

Creo que es maravilloso enfrentarte al pasado sin rencores, sin pesos en el alma. Que todo empiece de nuevo sin mirar nunca más atráws.

Sentimiento puro es tu poema, Maribel.

Mil besos.

anamorgana dijo...

BON NADAL I BON ANY NOU. PETONS

anamorgana

Mainumby dijo...

Yo creo que debemos mirar al pasado sólo en caso de necesitarlo.
Que sólo sirva para hacernos crecer e inventar cosas nuevas...

Precioso todo, Maribel!!!

Un abrazo!!!

en tierra de nadie dijo...

Llegué sin miedo al pasado,
sin recelos al recuerdo...


Precioso y profundo, Maribel. Necesario y esperanzador. A veces olvidamos que hacia donde hay que mirar es al futuro. Aprovechemos el nuevo año para dejar el ayer en la estación donde no hay que volver.

un besazo

ETDN

María Narro dijo...

¿sabes? a mucha gente le da miedo visitar sus recuerdos, no sospechan ni imaginan que nuestro pasado es nuestra mejor escuela.
Yo me convertí hace mucho en hortelana de mis propios recuerdos, y a veces pienso, como dices tú en tu poema, que sólo visitándolos puedes ver tu mañana más claro y sin miedo.

Un beso, preciosa.

Sandra Garrido dijo...

Eso es Maribel, ya es tiempo de tomar otro tren, así es la vida, vamos de vagón en vagón en cada uno hay pasajeros unos se sientan justo al lado, otros sólo de paso, unos siguen en las siguientes estaciones y otros se quedan cuando llega su destino...este poema tenía estación y destino determinado.

Ayyy, cuanto te voy a echar de menos.Cuando te vayas de vaciones.
Un besazo

Rafa León dijo...

Un poema precioso. Y me alegra que hayas conseguido mirar atrás -nunca deberíamos dejar de hacerlo- sin recelos para asentar un presente cargado de futuros.

Un beso.

Ps. La página del doctor ese famoso ya la había visitado alguna vez. En fin, que debe haber para todos los gustos. Yo no me lo tomaría a mal, que críticos, tanto profesionales como aficionados, hay para todos los gustos y suelen contradecirse bastante entre ellos.

Maribel Sánchez dijo...

Moony, Muxica, Trini,Malena, Anamorgana, Mainumby, Etdn, Maria, Sandreta, Rafa.... gracias por estar gracias por ser.

Por cada campana de final de año, os llegará un beso de mi parte.
Hasta Enero CoraSones.