jueves, 15 de noviembre de 2007

AGOTA VIVIR


Los cimientos son de forja
y cemento, capaces
de soportar todo dolor
impuesto sobre el esqueleto
de este cansado armazón.
Dos ventanas, sigue abiertas
de par en par a la vida,
observando como se desliza
el tiempo.
En el ático, los muebles
Se disponen en el mismo orden
y armonía que les ha otorgado
la existencia recorrida.
Un timón acorazado
que nunca duerme
domina toda circunstancia
todo acontecimiento.
No es perfección este cuerpo
sus paredes ya sufren
las grietas de tantos fríos inviernos.
No es perfección este cuerpo
ya sabe como castiga
ir viviendo.
¡Pero sigue siendo mi cuerpo!
Si en algún momento de las horas
se niega a responder,
yo le acabo entendiendo.

28 comentarios:

joRdiX dijo...

Dejáme robarte alguna estrofa, te prometo que la tunearé...Bonitos versos, apa.

Maribel Sánchez dijo...

Llevate tantas como quieras, pero enseñame el resultado.

Besazos

Trini dijo...

Aunque es nuestro y bien que se encarga de que no lo olvidemos, de vez en cuando hemos de darle una tregua, que se la merece más de lo que nos permitimos reconocerle...

Tómate un respiro y, la próxima vez, no te prives de dejar un haiku, si te sale del cuerpo claro:):):)

Besos

A.Querejeta dijo...

Preguntas de qué color son mis sueños.
Dime tu, ¿de qué color son tus amaneceres?

en tierra de nadie dijo...

Qué difícil la lucha con(tra)uno mismo: a veces contra la mente, otra contra el cuerpo.
Pero hay que seguir, salvar los muebles, abrir las ventanas, regar las flores cada día.
Cambiar la decoración cuantas veces sea necesario para no perder la armonía, ni el equilibrio.

Y si te fallan las fuerzas, si la casa se hunde, gritanos, que aquí estamos. Correremos en tu auxilio para sostenerte, mientras podamos, mientras nos dure el aliento.

Un besazo enooorme, y mil abrazos, para apuntalar lo que sea pertinente.

ETDN

(qué rabia, no tener más tiempo para comentarte todos los poemas...)

El Viento dijo...

Agota, Maribel. Es una continua lucha..y desfallecemos..y resurgimos como el ave fénix. Hay muchas huellas en el cuerpo y cicatrices en el alma. Es la vida vivida. Precioso tu poema.
Besos.

Algaire dijo...

Si en algún momento de las horas
se niega a responder,
yo le acabo entendiendo.

Me encanta como te expresas y como describes lo que sientes, eres puro sentimiento. Te felicito.

Miguel Schweiz dijo...

Agota a veces, sí; pero a que es bonito cuando un día lo roza la ternura, otro la sonrisa, otro una sorpresa que creímos imposible.
Hermoso poema Maribel. Abracitos

Malena dijo...

¡Pobre cuerpo nuestro! Baqueteado por las olas y por los vientos que nos azotan.

Siempre alerta para regalar una sonrisa o enjugar una lágrima.

No me extraña que de vez en cuando saque bandera blanca y se permita un respiro.

Precioso, Maribel. Nuestro cuerpo también se merece unos versos.

Besos.

TOROSALVAJE dijo...

Que real tu poema, y como te entiendo.

Lo suscribo.

Un beso.

muxica dijo...

Se puede soportar todo, no sabemos cuanto.
Vallamos tirando… amiga.
Un fuerte abrazo.

Mainumby dijo...

Y cómo agota, eh...
Por eso, mejor reinventarse cada día, sorprenderse con lo que encontramos...

Yo adoro lustrar los muebles, para dejarlos brillantes, aunque sea a la vista del otro...


Un abrazo, Maribel!!!

Manual de Antrología dijo...

este poemas transmite mucha fortaleza... y mucha empatía con nuestro propio cuerpo, al permitirle y comprender su debilidad

un beso!

Migdalia Beatriz Mansilla Rojas dijo...

Sin lugar a dudas tus versos ...¡impactan!

Besos,
migdalia

Maribel Sánchez dijo...

Tomo nota Trini, despues no te quejes de que te los destrozo :-))

Besos.

Maribel Sánchez dijo...

A. Querejeta, no recuerdo haber hecho esa pregunta pero me gustaría conocer la respuesta. Mis amaneceres andan siempre vestidos del color de las ganas y la esperanza, del color de la fuerza y la lucha, del color de la espera y la continuidad.

Un beso.

Maribel Sánchez dijo...

Etdn, no te preocupes, el solo hecho de que aparezcas por aqui ya me llena de alegría y sigue en pie ese café que muy pronto tomaremos juntas.

Besazos

Maribel Sánchez dijo...

Viento, mientras las fuerzas nos aguanten y podamos respirar, el agotamientos será pasajero y momentáneo.

Un beso compañera.

Maribel Sánchez dijo...

Gracias algaire, simplemente me dejo llevar, quizás algún día aprenda a ser poeta.

Un besazo

Maribel Sánchez dijo...

Bienvenido Miguel, gracias por tan hermoso comentario, y si, es precioso, solo que ya no se donde para todo eso, tienes tú?

Un abrazo.

Maribel Sánchez dijo...

Malena, el mio, anda sacando banderas de todos los colores por tal de que tome un poco de calma.

Gracias amiga, un beso.

Maribel Sánchez dijo...

Toro, tan real como el toque de alerta que me está dando esta caja que me sirve de forro a los sentidos.

Un abrazo.

Maribel Sánchez dijo...

Vallamos tirando Muxica, vallamos tirando.

Un enorme beso.

Maribel Sánchez dijo...

Mainumby, seguiré tu consejo, me pongo a dar brillo ahora mismo.

Un fuerte abrazo.

Maribel Sánchez dijo...

Antrología, fortaleza no se, pero ganas todas.

Un besazo chicos.

Maribel Sánchez dijo...

Gracias Migdalia, los tuyos enamoran.

Un beso

Orestes (Ex Al) dijo...

Todos tenemos que tirar por un cuerpo que cada vez, y esto lo digo por experiencia, siente mas agarrotamenmientos fisicos.
Pero precisamente eso nos impulsa a ser ligeros y agiles espiritualmente.
Está muy bien tu descripción poética, pero hay que seguir tirando de él porque como bien dices, sabes que es tu propio cuerpo.
Y conste que a mi lado eres una niña
Un beso

Maribel Sánchez dijo...

Una niña un tanto crecida, pero si que guardo esas fuerzas de entonces.

Un beso.