lunes, 8 de octubre de 2007

ESA OTRA VIOLENCIA DE GÉNERO



ESA OTRA VIOLENCIA DE GÉNERO

Hoy mis dedos escupen
la vergüenza ajena
que me oprime el alma.
No aciertan mis ojos
a creer ese cinismo
agotador, de aquellos
que sobre líneas hablan
de moratones y golpes
en los labios
bajo el signo del amor.
Olvidan en sus acentos,
suprimen callados
esa otra vejación
que añica cual frágil cristal
todo sentimiento.
Y llaman soldados
a quienes usan los puños
para mancillar el cuerpo
olvidando, ese otro ejército
capaz de acuchillar la mente
sin alzar ni un dedo.
Hoy mis dedos escupen
a ignorantes con caras de ángel
sin miedo alguno a hacerlo.
Les miro de frente y les digo:
Antes de hablar, escucha
lo que estás diciendo,
no laves tus manos
como antes lo hizo Pilatos.


19 comentarios:

Sibyla dijo...

Es algo que nunca podré llegar a entender..que en el hogar, el lugar donde uno/a debe encontrar la protección y el amor, encuentre todo lo opuesto:violencia, vejación, crueldad...
Bello poema, que denuncia la sinrazón.
Abrazos.

Rafa León dijo...

Sin duda, hay quién se lava las manos -y no hablo sólo de maltrato doméstico, hay otros muchos- y eso supone un gran dolor a alguien. Pero, a veces, es inevitable. He visto manos lavadas que me han golpeado con toda su fuerza, pero no había otra opción. Manos que seguiré queriendo por siempre, golpe a golpe hasta la muerte.

Hablando de otro tema, acabo de descubrir que ya te había leído hace tiempo, en un ejemplar de Poetas de transición que me envío ese amigo, gran poeta y mejor persona que es Octavio Fernández Zotes.

Un abrazo.

El Viento dijo...

Pues sí Maribel. Acuchillan mentes.Mi hermana Gemma ha asistido estos días a unas charlas en el trabajo sobre violencia de género. Psicólogos, forenses... Me ha contado cosas espeluznantes y una de las que más me llamó la atención es que los psicólogos consideran la terapia del maltratador psicológigo mucho más difícil que la del maltratador físico. Suelen ser más sibilinos, inteligentes y crueles y renuncian a la terapia.
Hermoso poema Maribel, sensible, sensibilizado y rabioso al mismo tiempo.
Un besazo.

Polonio (Ex-Orestes) dijo...

rstoy yoyalmente de acuerdo contigo, pues la violencia de genero tiene muchas variantes.
Y ninguna es justificable.
Te escribo desde otro blog recien creado porque una mala pulsacion (violencia informatica) hizo que perdiera el otro. Pero el barco sigue navegando.
Un beso

en tierra de nadie dijo...

Lo peor del maltrato psicológico es que no se puede demostrar. Un golpe deja huellas en la piel; las palabras, los insultos, la humillación sin testigos no deja rastro, salvo en la autoestima ajena... Y desengancharse es tan difícil...

Necesario poema

Un beso

etdn

Sandra Garrido dijo...

Se abre un tema que duele hasta pronunciarlo, ¿cuantas han muerto en manos de sus parejas en lo que llevamos de año? ´no tuvo que ser ni la primera. Comienzan los insultos, y terminan en glopes, aunque lo primero es ya un golpe para quien lo recibe.

Uno mi grito al tuyo.

Un abrazo
Sandra

Maribel Sánchez dijo...

Nadie con una mente limpia puede entenderolo sibyla.

Gracias por acercarte.

Besos.

Maribel Sánchez dijo...

Rafa, es cierto hay quien se lava las manos y quien acepta ese lavar, y son muchas las ocasiones en que tenemos que hacerlo, pero en este tema no, aqui todos somos responsable de callar, de mantenernos al margen porque no nos afecta, o simplemente de hacer oidos sordos cuando el grito es evidente.

Me alegra saber que obra en tu poder Poetas de transición. Un gran poeta Fernandez Zotes, y afortunado tu que tienes la suerte de conocerle.

Un beso Rafa.

Maribel Sánchez dijo...

Así es, hay muchas formas de maltrato o violencia de género, la más evidente es la que lleva al infeliz desenlance, la que duele a todos y nadie logra entender, pero existen otros tipos de violencias de maltratos, uno de los que más afectan es el spicológico ya que va abriendo brecha en la mente de quien lo sufre y superarlo es dificil, muy dificil ya que el más minimo resorte hace volver a lo que fue tiempo de tortura.
Gracias por unirte. Un gran beso para ti y otro para tu hermana.

Maribel Sánchez dijo...

Exacto Polonio (orestes) ninguna tiene justificación y es tan culpable quien la lleva a cabo como quienes la toleran.

Me llevaré mi silla a tu nuevo espacio y desde primera fila te aplaudiré y de paso protestaré por esa "violencia informatica" a que te han sometido.

Un enorme beso.

Maribel Sánchez dijo...

En tierra de nadia, has acertado de lleno. el golpe llega a "borrarse" pero hay otro tipo de vejaciones que penetran en la mente llegando incluso a hacer sentir miedo de la propia sombra.

Un besazo.

Maribel Sánchez dijo...

Querida Sandra, hay violencias, malos tratos, que no se ven, que solo quien los padece sabe hasta que punto deja "tocada" la mente y siempre hay quien toca el "boton" capaz de hacer volver al tiempo pasado, con todos los miedos, todas las dudas, incluso hacen sertirse culpable al inocente y peor aun es quienes sabiendo de ello, siguen permitiendolo.
Un tema duro, siniestro, amargo, doloroso, sangrante y tanto más que toda palabra es poca a la vez que toda palabra puede ser demasiado.

Gracias amiga. Besazo y axuxon de boa

Maribel Sánchez dijo...

Tan culpable es el que infringe como el que permite infringir

María Narro dijo...

lamentablemente el ser humano tiene más de una cara.
Un beso.

Malena dijo...

Hola Maribel. Tanto verte en la casa de El Viento, me ha abierto la curiosidad y he venido a saber quién eras. Me gusta tu poesía y me alegro de haber venido. Un beso.

Maribel Sánchez dijo...

Así es María y que dificil es ver todas ellas.

Un gran beso

Maribel Sánchez dijo...

Hola Malena, gracias por acercarte hasta este rincón mio, haz de el tu casa que aquí siempre serás bien recibida.

Un beso

fullmoonthe dijo...

Hola Maribel,

También yo sufrí durante un tiempo, pero hay muchas fases y creo que esa parte está, en parte, superada. De todas formas no me puedo bajar del tren, almenos por ahora.

Besitos

Maribel Sánchez dijo...

Fullmoonthe..... sobraría todo comentario entre quienes sabemos de que va la estación de ese tren.

Besos enormes y todo mi cariño.