martes, 22 de mayo de 2007

TE LO DIGO A TI


Perdona amor mío
si al ver tan solo mis heridas
hice las tuyas mas profundas.
Si rasgué la gasa
de nuestros sueños
acostumbrada a la red
de mis pesadillas.
En mi espera
salpiqué con la sal
de olas blancas tu cara.
Perdóname si en mi delirio
he pintado brechas negras
de distancia.
Perdona, amor mío
si por quererte tato
he roto el silencio de tu noche.
Déjame guardar con celo tus sueños.
Permíteme llenarte de ternura.
Enséñame a caminar
por el sendero de tu vida.
Ayúdame a vivir de tu mano,
seré la paz que vestirá tus días.

2 comentarios:

Ana Maria Espinosa dijo...

Precioso poema Maribel:

Aunque no te comente en todo,
quiero que sepas que tengo
actualizadas mis lecturas
en todo lo que insertas.

Te sigo con mucho gusto.
Un fuerte abrazo.

Maribel Sánchez dijo...

Ana!!! que alegría encontrarte por aquí. Visité tu nuevo espacio pero no me deja comentar :-(

Un gran beso amiga.

Maribel